Will Smith ha presentado su renuncia al organismo que otorga los Oscar tras su ataque a Chris Rock durante la ceremonia del fin de semana, según un comunicado emitido el viernes.

“Renuncio a ser miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, y aceptaré cualquier otra consecuencia que la Junta considere apropiada”, escribió el actor en un comunicado recogido por Variety.

“Mis acciones en la 94ª entrega de los Premios de la Academia fueron impactantes, dolorosas e inexcusables. La lista de los que he herido es larga e incluye a Chris, a su familia, a muchos de mis queridos amigos y seres queridos, a todos los asistentes y al público mundial en casa”.

Los asistentes al Dolby Theatre vieron con la boca abierta cómo Smith subía al escenario y abofeteaba a Rock en la cara después de que el cómico hiciera una broma sobre la cabeza de su mujer, muy recortada.

Jada Pinkett Smith padece alopecia, una enfermedad que provoca la caída del cabello.

Volvió a su asiento y le gritó obscenidades a Rock, que ha sido ampliamente elogiado por mantener la cabeza fría y por haber recuperado el rumbo.

Media hora después del sorprendente ataque, Smith recibió el Oscar al mejor actor por su papel en la película biográfica deportiva “El Rey Ricardo”.

En los últimos días ha habido informes contradictorios sobre si se pidió a Smith que abandonara la ceremonia, y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha dicho que se negó a ir.

El grupo dijo esta semana que estaba iniciando una acción disciplinaria contra Smith -sólo el quinto hombre negro en ganar el premio individual más importante del mundo del cine para un hombre- y advirtió que podría enfrentarse a una rara expulsión.

“Traicioné la confianza de la Academia. He privado a otros nominados y ganadores de su oportunidad de celebrar y ser celebrados por su extraordinario trabajo. Tengo el corazón roto”, contó Smith.

“Quiero volver a centrar la atención en aquellos que merecen la atención por sus logros y permitir que la Academia vuelva al increíble trabajo que hace para apoyar la creatividad y el arte en el cine”.

Rock, que dijo a un público de comedia en Boston esta semana que “todavía estaba procesando” los acontecimientos, ha recibido elogios por la forma en que manejó los acontecimientos.

El productor de los Oscar, Will Packer, dijo a la cadena ABC que fue la profesionalidad del cómico la que permitió que el espectáculo siguiera adelante.

“Gracias a que Chris continuó de la forma en que lo hizo, completó la categoría. Entregó el trofeo a [el ganador del mejor documental] Questlove... nos dio licencia en cierto modo para continuar el espectáculo, que es lo que intentábamos hacer”, dijo.

Packer dijo que había aconsejado no expulsar a Smith del teatro después de haber hablado con Rock cuando éste bajaba del escenario. “Le dije: ‘¿De verdad te ha pegado?’. Y él me miró y dijo: ‘Sí. Acabo de recibir un puñetazo de Muhammad Ali’”, dijo Packer. Smith interpretó al legendario boxeador en la película de 2001 “Ali”.

Packer dijo que no había participado en la conversación sobre la eliminación de Smith, pero que se había manifestado en contra.

“Inmediatamente me dirigí a la dirección de la Academia que estaba en el lugar y dije: ‘Chris Rock no quiere eso’, dije: ‘Rock ha dejado claro que no quiere empeorar una mala situación’”.

La ovación que recibió Smith por su victoria en los Oscar ha sido muy criticada, con acusaciones de que Hollywood no se tomó en serio la agresión.

Packer dijo que los aplausos fueron para el actor y su trabajo, no para el incidente.

“Creo que la gente en esa sala que se puso en pie, se puso en pie por alguien que conocían, que era un compañero, que era un amigo, que era un hermano, que tiene una carrera de más de tres décadas de ser lo contrario de lo que vimos en ese momento”, dijo.

“No creo que fueran personas que aplaudieran nada en ese momento, y todas estas personas vieron a su amigo en su peor momento absoluto y esperaban poder animarle y levantarle y que de alguna manera intentara mejorarlo”.

Fuente: Infobae