Los agentes de la División Investigaciones Complejas de Villa Ángela, lograron quitar de las calles un arma de fuego.

Alrededor de las 17, tras una investigación por una foto en las redes sociales donde veían a dos jóvenes manipulando un arma, los agentes identificaron a ambos y comenzaron sus trabajos.

Fue así, que llegaron al domicilio en el barrio Aipo, donde fueron atendidos por la madre de uno de los jóvenes de 18, a quien le comentaron los motivos de su presencia en el lugar, esta se dirigió a la habitación de su hijo, encontró el arma y la entrego a los policías.

Seguidamente,  los agentes secuestraron el revólver, calibre 22 largo, con ocho alveolos y una vaina en su  interior. Además continúan la investigación para dar con los jóvenes.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry