Con la llegada de un nuevo mes, este martes se renovó el cupo para poder acceder a los US$200 permitidos en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC). Sin embargo, la demanda del dólar “solidario” sigue cayendo y durante abril su venta apenas superó los US$150 millones.

En parte, la adquisición del dólar minorista mermó por las restricciones impuestas por el Banco Central para que los argentinos puedan adquirir la divisa. “A partir de la Comunicación “A” 7105, se incluyó el control y monitoreo respecto de la capacidad económica y de ingresos requeridos para la apertura de nuevas cajas de ahorro en moneda extranjera, y límites al acceso de cotitulares a la compra de moneda extranjera para formación de activos externos”, recordó el BCRA en su informe.

Por otro lado, el dólar ahorro tiene una de las cotizaciones más altas del mercado: con el recargo del 30% por el impuesto PAIS y del 35% a cuenta de Ganancias, ayer la moneda cerró en $165,15, de acuerdo al relevamiento diario que realiza en Central en base a los bancos del país.

En su último Balance Cambiario, el BCRA informó que las personas humanas compraron de forma neta US$152 millones en el mes de abril, principalmente a través de gastos efectuados con tarjetas por consumos con proveedores no residentes como Netflix o Spotify. La cifra alcanzó los US$ 81 millones, una caída del 25% frente a marzo de este año.

A su vez, la compra del dólar ahorro para atesoramiento acumuló un monto de US$46 millones en billetes. Esto significa un descenso del 21% respecto al mes previo y de un 76% si se lo compara de manera interanual.

Para dimensionar: en total 307.000 personas compraron la moneda dura durante el mes de abril, unas 56.000 menos respecto al mes previo. La cifra quedó lejana al pico alcanzado en julio y agosto de 2020, cuando cerca de 4 millones de individuos adquirieron dólares, antes de se endureciera más el cepo cambiario en septiembre.

Quiénes no pueden comprar dólar ahorro

  • Beneficiarios de un plan o programa de Anses, como la Asignación Universal por Hijo (AUH) o la Asignación Universal por Embarazo (AUE).
  • Trabajadores en relación de dependencia que hayan recibido parte de su salario a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) o REPRO.
  • Personas sin ingresos declarados o “consistentes”
  • Cotitulares de cuentas bancarias
    Quienes ya utilizaron la totalidad de su cupo (US$200 mensuales) a través de compras con tarjeta de crédito o débito.
  • Quienes hayan refinanciado algún saldo de la tarjeta de crédito a 12 meses.
  • Monotributistas que hayan tramitado los créditos a tasa cero
  • Quienes hayan adquirido dólar “Bolsa” en los 90 días anteriores
  • Los titulares de créditos UVA que accedieron al congelamiento de las cuotas durante la pandemia
  • Dueños de pymes que hayan recibido créditos al 24%
Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry