El Consejo Económico y Social se reunió este martes y acordó una suba del 35% del salario mínimo, vital y móvil (SMVM) que se implementará en siete escalones.

El primero y el más alto será para el mes de abril, con un aumento del 9%, que hará subir el salario de los actuales $21.600 a los $23.544.

Los otros aumentos serán una seguidilla de cuatro aumentos mensuales entre mayo y agosto: en mayo y junio, serán del 4% sobre el nivel actual, en julio del 3% y en agosto, del 5%. Y luego dos más, pero espaciados: en noviembre y febrero, del 5% cada uno de ellos. De esta forma, a partir de febrero del año próximo, el SMVM llegará a los $29.160.

El encuentro de Consejo Económico y Social fue presidido por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y contó con la participación de gremios y cámaras empresarias. La votación fue casi por unanimidad: 31 votos a favor y una abstención, la de Ricardo Peidro de la CTA Autónoma. La CTA Autónoma también se había opuesto al aumento del 28% acordado en octubre del año pasado.

El salario mínimo subió 28% y quedó veinte puntos debajo de la inflación

De esta forma, el SMVM cerró con un acuerdo en línea con la proyección inflacionaria de Martín Guzmán del 29%, más una ligera recomposición por la pérdida del valor adquisitivo previa.

Sin embargo, por la alta inflación de los últimos meses -que hizo que casi todas las paritarias se cerraran con una cláusula de ajuste-, también se contempló una nueva reunión del Consejo Econímico y Social para una revisión adicional en el mes de septiembre.

El reclamo por el aumento salarial radicaba no solo en que no alcanzaba para cubrir la canasta básica con la que superar la línea de pobreza, sino que tampoco cubría la de la canasta básica alimentaria, que es la que marca la indigencia. Sin tener en cuenta el 13% de inflación acumulado durante el primer trimestre, para la medición de la indigencia en el segundo semestre del año pasado, el Indec usó como línea de corte una canasta de $21.572 por hogar y llegó a la conclusión de que el 7,8% de los hogares del país vivían en la indigencia con un ingreso promedio de solo $12.864. En tanto que, para alcanzar la línea de pobreza, era necesario un ingreso de $50.854 y el 31,6% de los hogares del país no llegaban a ese piso.

Desde entonces, para un hogar tipo de cuatro personas, la canasta alimentaria subió hasta los $25.685 en el mes de marzo. Y para superar la línea de pobreza, fue necesario un ingreso de $60.874.

Fuente: LPO

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry