El intendente de Resistencia se refirió a la alta concurrencia de ciudadanos a diferentes parques de la ciudad durante el domingo en lo que fue el primer fin de semana de “desescalada”. “Es un fracaso como sociedad”, dijo, planteó que no hubo solidaridad y se quejó por un bajo uso de elementos de bioseguridad.

El sábado 25 dio inicio a la fase 1 del plan de desescalada presentado por el gobierno provincial pero trabajado sobre todo junto a los intendentes del área metropolitana (Resistencia, Fontana, Barranqueras y Válelas), el aglomerado más golpeado por la pandemia.

Ante buenos índices sanitarios, como el crecimiento de la tasa de duplicación de casos y de la tasa de mortalidad, se pudo pensar en algunas flexibilizaciones, sobre todo en lo que respecta al comercio, pero también se habilitó la actividad física y paseos recreativos. Desde el inicio las autoridades informaron que el avance de fases estaría atado a la responsabilidad social.

Pero el domingo en Resistencia fue una jornada en la que muchos vecinos salieron de sus hogares y se juntaron en los diferentes parques y plazas de la ciudad, algo que por el momento no está permitido, ya que no puede haber aglomeración de personas.

Sobre eso se refirió el intendente Gustavo Martínez, quien aseguró en diálogo con La Radio que “en la semana vamos a solicitar al gobernador una reunión para evaluar la posibilidad de volver hacia atrás, porque es algo realmente preocupante”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry