La Policía de Haití confirmó este miércoles que cuatro "mercenarios" fueron asesinados y otros dos detenidos tras el asesinato del presidente Jovenel Moise.

"Cuatro mercenarios fueron asesinados, dos puestos bajo nuestro control. Tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados", expresó el director general dela policía, Leon Charles.

El ataque contra el presidente en su residencia privada, en el que resultó herida su esposa, a primera hora del miércoles, sumió a Haití en la incertidumbre.

El primer ministro, Claude Joseph, declaró el estado de sitio, dijo estar ahora a cargo del país y llamó a la calma mientras aseguraba que la policía y el ejército se encargan de garantizar la seguridad de la población. Mientras, crecían la indignación y la conmoción en la comunidad internacional.

"El presidente fue asesinado en su casa por extranjeros que hablaban inglés y español", informó Joseph sobre el asalto.

"Esta muerte no quedará impune", agregó en un discurso a la nación.

La primera dama, Martine Moise, fue inicialmente tratada en un hospital local y luego evacuada por avión a Miami, donde es atendida en el hospital Jackson Memorial, reportaron varios medios estadounidenses.

Lo ocurrido amenaza con desestabilizar aún más al país, ya enfrentado a una doble crisis: política y de seguridad.

Moise gobernaba por decreto Haití, el país más pobre del continente americano, después de que se postergaran las elecciones legislativas previstas para 2018.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry