Desde que se radicó en la Argentina, donde viven sus hijos -Bautista, Beltrán y Benicio, frutos de su relación con Pampita, y Magnolia y Amancio, de su noviazgo con la China Suárez- Benjamín Vicuña viaja constantemente por trabajo a Chile, su país natal. Además de tener el Centro Cultural Mori, suele ser convocado para realizar distintas ficciones.

El ex protagonista de Argentina, Tierra de Amor y Venganza se encuentra en el vecino país desde hace más de cinco semanas, cuando fue a promocionar la serie Demente y a grabar otra cuyo rodaje concluirá pronto. Con las fronteras de ambos países cerradas, tras el avance implacable de la segunda ola de coronavirus, Vicuña usó sus redes sociales para expresar su ansiedad por regresar a su casa, en Buenos Aires. También se refirió a la preocupante situación de los teatros en Santiago, inhabilitados desde hace más de un año.

“Para nadie es una novedad hablar sobre los tiempos desafiantes que vivimos. Tiempos comparados con guerras que al menos yo no viví. Para nadie es fácil manejar en medio de la niebla, muchas veces sin saber cuál es el camino. Qué difícil para la ciencia y para nosotros entender que el aire puede ser nuestro enemigo, un beso un kamikaze y la distancia con nuestros seres queridos, un salvavidas”, comienza su reflexión junto a una foto de hace un tiempo, en la cual se lo ve sentado en la butaca de una sala vacía.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry