Paulo Dybala recibió una mala noticia en las últimas horas, pese a la importante victoria de Juventus ante el Zenit en Rusia gracias a un tanto de Dejan Kulusevski para liderar el Grupo H de la Champions League con puntaje ideal (en la zona también se encuentran el vigente campeón Chelsea y el Malmo de Suecia).

Según informaron Mediaset y Tuttosport, un grupo de delincuentes ingresó a su residencia en la zona de Moncalieri (comuna italiana de la región de Piamonte ubicada a 9 kilómetros al sur de Turín) durante el viaje de la delegación bianconera a Rusia. Pese a que el futbolista cordobés no formó parte de la nómina conformada por Massimiliano AllegrI producto de una lesión, la vivienda en la que vive con su pareja, la actriz y cantante Oriana Sabatini, se encontraba deshabitada.

Los ladrones forzaron una ventana de la planta baja de la residencia para ingresar, aprovechando que nadie se encontraba en la zona. Un guardia de seguridad del lugar dio aviso a la policía al notar movimientos sospechosos cerca de la casa. Sin embargo, los delincuentes lograron escapar con éxito.
La prensa italiana informó que al delantero le sustrajeron una colección de relojes y algunas joyas, aunque aclararon que el futbolista “está completando el inventario para averiguar si falta algo más dentro de la casa”.

La Joya, que desde el cambio de entrenador elevó considerablemente su nivel, actualmente se encuentra fuera de las canchas producto de una lesión, la cual lo marginó de las últimas convocatorias de la selección argentina. En lo que va de la temporada lleva disputados seis encuentros, en los que marcó tres goles (Malmo, Udinese y Sampdoria) y brindó dos asistencias (Udinese y Milan).

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry