Hombres armados secuestraron a 140 estudiantes de una escuela y asaltaron un hospital en el estado de Kaduna, en tanto que raptaron a un funcionario en el estado Taraba, en el marco de una serie de ataques en Nigeria.

Un total de 156 estudiantes dormían en la madrugada de este lunes en el internado del colegio Bethel Secondary School, en la ciudad de Zaria, en el estado Kaduna, en el noroeste del país, cuando asaltantes irrumpieron en las instalaciones y secuestraron a 140, probablemente para exigir una recompensa a cambio, en el marco de una serie de ataques de este tipo.

Los hombres realizaron disparos esporádicos, sin que haya informaciones sobre muertos o heridos, informó la agencia de noticias Europa Press.

"Los hombres armados treparon la verja para entrar en la escuela. Todo indica que llegaron a pie, unos 25 estudiantes lograron escapar", indicó a la agencia de noticias AFP Emmanuel Paul, profesor de la escuela.

La fuerzas de seguridad lograron rescatar a 17 de ellos, informó la Policía de Kaduna.

Se trata del tercer ataque importante perpetrado en Kaduna en los últimos días.

El domingo, según la policía, al menos ocho empleados de un hospital de la ciudad de Zaria, en ese estado, fueron secuestrados, pero fuentes locales afirman que fueron 15.

El diario nigeriano Daily Trust informó en un principio que varias enfermeras y un número indeterminado de bebés fueron raptados, sin que las autoridades hayan dado por ahora un balance de víctimas y sin que ningún grupo haya reclamado por ahora la autoría o un rescate.

Según las informaciones recogidas por el diario, los asaltantes se enfrentaron en un tiroteo a varios agentes de una comisaría cercana al Centro Nacional de Tuberculosis y Lepra de la ciudad, sin que por ahora se sepa a qué grupo pertenecían los atacantes.

"Los secuestrados vivían en la zona de personal. Algunos fueron secuestrados junto a sus hijos. Cerca de diez personas han sido raptadas", relataron un trabajador del hospital y la vocera del sindicato médico del hospital, Maryam Abdulrazaq.

Por su parte, el portavoz de la Policía de Kaduna, Mohammed Jalige, confirmó el suceso y aseguró que las fuerzas de seguridad lanzaron una operación para intentar rescatar a las víctimas, sin dar más detalles al respecto.

También en la noche, siete personas murieron en ataques en localidades vecinas, indicó Samuel Aruwan, encargado de seguridad del gobierno de Kaduna.

En tanto, el medio nigeriano Vanguard indicó que el presidente del Congreso del Trabajo de Nigeria en el estado de Taraba, Peter Jediel, fue raptado a primera hora del día en su vivienda en la ciudad de Sunkani, según el diario nigeriano Vanguard.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry