Este domingo, se confirmó que el cohete chino se desintegró, este domingo, en el océano Índico, luego de varias especulaciones sobre su caída que se precipitaba sin control en dirección a la Tierra.

"Según la supervisión y el análisis, a las 10H24 (02H24 GMT) del 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Larga Marcha 5B ha vuelto a entrar en la atmósfera", informó la Agencia Espacial de vuelos tripulados de China en un comunicado, proporcionando las coordenadas de un punto situado en el Océano Índico cerca de las Maldivas.

La mayor parte de este segmento se desintegró y quedó destruida al entrar en la atmósfera, precisó el informe, citado por la agencia AFP.

El Comando Espacial estadounidense indicó en un comunicado que el cohete "entró sobre la península Arábiga a alrededor de las 02H15 GMT del domingo".

"No se sabe si los restos han caído en tierra o en agua", agregó.
Si bien, autoridades chinas advirtieron que la caída del cohete de 18 toneladas, presentaba poco peligro, ya que había muchas posibilidades de que aterrice en agua, aún quedaban dudas sobre su peligrosidad, ya que se encontraba fuera de control.

"El hecho de que una tonelada de trozos metálicos caiga sobre la Tierra a cientos de km/h no es una buena práctica, y China debería revisar el diseño de las misiones", expresó Jonathan McDowell, astrónomo de Harvard.

Hasta que finalmente, Space Track tuiteó: "Todos los que siguen el regreso de #LargaMarcha5B pueden relajarse. El cohete ha caído".

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry