El Verdao ganaba por el gol de Raphael Veiga de penal (a instancias del VAR), pero Braian Romero y Marcelo Benítez lo dieron vuelta por 2-1, igualando la serie tras el 1-2 sufrido en la ida en Buenos Aires. En los tiros desde el punto penal, el Halcón se impuso 4-3 y sumó su segundo título internacional

Defensa y Justicia sigue haciendo historia. Esta vez, se recuperó de la derrota 2-1 como local, niveló la serie ante Palmeiras en Brasil y a través de los penales conquistó la Recopa Sudamericana. Raphael Veiga abrió el marcador de penal, tras una infracción sancionada a instancias del VAR, a los 22 minutos, pero Braian Romero lo empató ocho minutos después.

En el complemento, el Halcón lo dio vuelta por el gol de Marcelo Benítez en el tercer minuto de adición. De esta manera, llevó la definición al alargue.

 

En el primer tiempo suplementario, el propio Romero se fue expulsado por protestar, mientras que Luis Unsain le contuvo un penal a Gustavo Gómez. El resultado no se movió por eso el campeón tuvo que definirse con tiros desde el punto penal.

Allí se hizo fuerte el equipo argentino, que ganó 4-3 y conquistó otro torneo internacional, luego de la última edición de la Copa Sudamericana que lo depositó en esta definición.