Existen diferencias entre el tiempo de vida que puede tener un gato callejero con uno que se encuentra como mascota en un hogar.
El gato callejero es uno de los animales más longevos y existe una gran diferencia con respecto a los que son criados como mascotas. El control veterinario, la aplicación de vacunas y la alimentación especial han sido grandes factores para ampliar las posibilidades de vivir de esta especie.

Existen varios puntos a tener en cuenta para lograr mejorar la calidad de vida de nuestra mascota. Mantenerle una dieta sana y equilibrada en relación a su edad y paso es un punto clave.

Por otro lado es importante estar al tanto de posibles intoxicaciones alimentarias, infecciones o enfermedades, que pueda contraer durante el día, para poder acudir al veterinario y aplicar un tratamiento.

Si se mantienen los cuidados correspondientes un gato puede llegar a vivir entre 15 y 20 años según la raza. Muy diferentes es la situación en la población que vive en la calle.

Un gato callejero se encuentra en un contexto en donde las condiciones de vida no son favorables para que tenga un desarrollo saludable. El nivel de temperatura de la ciudad en la que vive o si es parte de una comunidad controlada por una sociedad protectora de animales influyen en ello.

Por lo general el gato callejero suele vivir en colonias y frecuenta zonas en donde consigue comida y agua. Esto no suele estar en buenas condiciones ya que se alimenta de desechos y bebé de desagües.

Es así que están expuestos a contraer enfermedades y no reciben ninguna atención médica para controlar el malestar de salud. Se calcula que casi el 50% de los cachorros de gato callejeros muere antes del primer año de vida.

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry