El Municipio de Resistencia realizó múltiples operativos de fiscalización y control vehicular en el ejido capitalino, con el objetivo de constatar el cumplimiento  del Plan de Ordenamiento Vial y así concientizar y mejorar la fluidez y la seguridad en el tránsito.

A través de los puestos fijos y móviles ubicados estratégicamente en distintos puntos de la ciudad, el personal de la Subsecretaría de Tránsito y Seguridad Ciudadana detectó 19 autos y 41 motos en falta.

El subsecretario de Tránsito Matías Breard indicó que se detectaron varios casos de alcoholemia positiva, entre los más destacados en automovilistas fue de 1,39 g/l y en motociclistas 1,73 gramos de alcohol en sangre. “Llamamos a la conciencia de los conductores y les recordamos que no se permite el consumo de alcohol al conducir”, dijo.

También se refirió a los montos en que oscilan las multas por no cumplir con la norma vigente de alcohol al volante y aseveró que continuarán intensificando los controles en la localidad.

Éstas se incrementan en base a los antecedentes de cada conductor. "El máximo de la multa rondará los 500 litros de nafta súper valor ACA, y si es reincidente el valor se duplica, sin posibilidad de financiación", explicó.

 

 


COMPARTIR