“Me gusta cómo está llevando adelante la situación el Gobierno. Entiendo que está tomando medidas que ni ellos saben si están bien. No vamos a saber todavía si esta cuarentena fue larga. La historia dirá si Argentina, al final, fue un país que tuvo un montón de muertos y una cuarenta de 300 días, qué sé yo”, comenzó diciendo el protagonista de Educando a Nina en diálogo con Juan Etchegoyen, para Mitre Live.

Y luego continuó: “Yo estoy de acuerdo y banco las decisiones que toma el Presidente, sobre todo, porque me gusta mucho su manera de ser, cómo habla, cómo piensa... Me gusta el peronismo conciliador, este peronismo nuevo. No me gusta la cosa más totalitaria, de ningún partido. Pero estoy totalmente a favor de lo que está haciendo Alberto. Y también entiendo que se puede equivocar. Esperemos que no. 

Esperemos que, finalmente, el costo que hayamos pagado, físico, emocional, económico, que todos lo estamos pagando, se justifique y digamos: ‘Bueno, los argentinos tuvimos un año malo, con ira, tristes, pero salvamos la vida de 40 mil personas comparado con este país, este y este país'. Y ahí yo voy a estar orgulloso, contento y feliz de haberme comido este garrón que nos estamos comiendo todos”.

Entiendo el enojo de la gente, el acto de rebeldía que algunas personas están teniendo de salir igual a la calle, sin barbijo, o juntarse a comer un asado, pero me parece un acto súper irresponsable. Son unos boludos los que hacen eso”, aseguró el actor.

Para terminar, Esteban aceptó el reto de imaginar qué hubiera pasado si, en lugar de Alberto, hubiera estado su antecesor como primer mandatario. “Hubiese sido un desastre con Mauricio Macri de presidente. Me da miedo pensar, me da mucho pánico pensar qué hubiera sido de nosotros con Macri de presidente en esta pandemia. La estaríamos pasando muy, muy mal. De verdad”, afirmó el actor.

Fuente: Infobae

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry