La Unión Europea (UE) lanza oficialmente el jueves su certificado sanitario con el objetivo principal de reactivar el turismo en el verano boreal, un documento exclusivo para viajes dentro del bloque, más flexible que su intención original, y que tendrá el reto de permitir una mayor libertad de movilidad en plena expansión de la variante Delta en el mundo.

El documento -que podrá ser exhibido en formato digital desde el teléfono celular con un código QR o impreso- certifica que el portador está completamente inmunizado con uno de los fármacos aprobados en el bloque, arrojó resultado negativo en un test reciente o ya superó la infección.

Las cuatro vacunas autorizados por la UE son las de Pfizer/BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, y AstraZeneca, aunque sobre esta última solamente se acepta la Vaxzevria que es la producida en territorio europeo y no la Covishield, fabricada en India y que llegó a más países a través del instrumento Covax.

Más allá de esto, a cada Estado miembro se le dio libertad de sumar otros inoculantes al listado y, por ejemplo, Hungría, Eslovaquia, Grecia y Chipre incluyen también la Sputnik V, mientras que otros aceptaron aquellas que recibieron el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y adhieren a las de Sinopharm, Sinovac y, ahora sí, la Covishield.

Al ser todos inmunizantes autorizados para su uso como emergencia y, por lo tanto no obligatorios, la UE tuvo que salir a flexibilizar los requisitos para emitir el pase.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry