Funcionarios de la Convención Bautista del Sur, la principal Iglesia protestante de Estados Unidos, obstruyeron y ocultaron durante mucho tiempo denuncias de agresión sexual, según una investigación que confirmó "hechos graves que afectan a cientos de personas, muchas de ellas menores de edad", se informó este lunes.

El informe de 288 páginas fue producido por Guidepost Solutions, una organización independiente, por encargo de la gerencia de la Convención Bautista del Sur, afectada por un gran escándalo sexual.

Dicho escándalo, que involucró a casi 400 pastores, voluntarios y educadores durante dos décadas, salió a la luz en 2019 gracias a las investigaciones de dos diarios de Texas, el Houston Chronicle y el San Antonio Express-News, informó la agencia AFP.

"Se enfrentaron repetidamente a la resistencia, la obstrucción e incluso la abierta hostilidad de algunos miembros del Comité Ejecutivo", detalló el informe.

"Nuestra investigación reveló que, durante muchos años, unos pocos funcionarios del Comité Ejecutivo, con asistencia legal externa, controlaron en gran medida la respuesta a esta información de abuso", resaltaron los autores del informe.

"Han guardado de forma muy estricta la información sobre acusaciones de abuso y demandas, no la han compartido con los miembros de la junta y han centrado sus esfuerzos en evitar la rendición de cuentas de la Convención Bautista del Sur, excluyendo otras consideraciones", concluyeron.

La Convención Bautista del Sur, con una red de miles de iglesias, tiene más de 15 millones de miembros, la mayoría en el sur de Estados Unidos.

Fuente: Télam