La campaña de difamación contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, expresada en carteles que aparecieron este lunes en varios puntos de la ciudad de Buenos Aires, recibió el repudio del presidente Alberto Fernández, quien atribuyó ese tipo de prácticas al interés en "dividir" al gobernante Frente de Todos (FdT).

"Muchos se empeñan en dividirnos y recurren a las mayores bajezas. Lamento el daño que causan a personas de bien. Sepan que viéndolos actuar, solo me comprometen más con la unidad del FdT", expresó Fernández desde su cuenta de Twitter.

Además, la Casa Rosada informó que el jefe de Estado pidió identificar a los autores de los afiches agraviantes, que endilgan a Cristina Fernández presunta responsabilidad en las muertes por coronavirus ocurridas en el país y vinculan a la Vicepresidenta con la adquisición de vacunas por parte del Estado argentino del laboratorio Sputnik.

Esta campaña gráfica de desprestigio, montada contra la segunda figura institucional más importante del país, constituye una nueva agresión en pocos días hacia Cristina Fernández de Kirchner, cuyo despacho fue atacado a pedradas el 10 de marzo último, durante el debate en el Congreso Nacional del acuerdo con el FMI.

Además, las pegatinas reproducen parte de los cuestionamientos del ala más dura de la oposición, que objetó la política sanitaria del Gobierno contra el coronavirus en tiempos epidemiológicos críticos en el país y buscó instalar la falsa teoría de que las autoridades nacionales habían optado por el laboratorio ruso Sputnik en detrimento del estadounidense Pfizer, algo que la propia firma norteamericana desacreditó.

También, la cartelería con acusaciones contra Cristina en el distrito comandado por Horacio Rodríguez Larreta tomó forma este lunes, cuatro días después de la masiva expresión popular por un nuevo aniversario del 24 de marzo de 1976, que el jueves pasado tuvo como protagonistas a algunos de los principales referentes de la coalición gobernante, en medio de tensiones internas en el espacio por diferencias en torno al acuerdo con el FMI.

El bloque del Senado del FdT, a través de un comunicado, advirtió que "se trata de un nuevo violento intento de difamación contra la exPresidenta, orquestado por los mismos que históricamente con su mensaje de odio, cobarde y anónimo buscan demonizar al movimiento nacional y popular y a su dirigencia".

"Muchos se empeñan en dividirnos y recurren a las mayores bajezas. Lamento el daño que causan a personas de bien. Sepan que viéndolos actuar, solo me comprometen más con la unidad del FdT".Alberto Fernández

"Ayer fue el lamentable "viva el cáncer"; luego, la proscripción, la persecución y el exilio. Siempre, en el empeño de que el pueblo se divida, pierda el rumbo y sus referencias políticas", destacó la bancada oficialista de la cámara alta en un texto que lleva las firmas de su presidente y su vice, José Mayans y Anabel Fernández Sagasti, respectivamente.

Remarcaron que "maniobras" como ésta "buscan generar malestar y discordia" porque -dijeron- se trata sólo de "insultos, agravios y mentiras", pero "sin propuesta alguna".

"Quienes actúan de esa forma demuestran que poco tienen para ofrecer a la sociedad, y que menos les importa la concordia y el respeto que deben predominar en una sociedad democrática", concluyeron los senadores, que también manifestaron su "absoluta solidaridad" con la Vicepresidenta y reclamaron identificar a los responsables.

 

Advirtieron que los carteles están "lejos" de tratarse de un acto de libertad de expresión porque "se injuria, calumnia y ataca de manera cobarde y violenta el buen nombre y honor de una persona cualquiera sea su pertenencia política".

Más temprano, la portavoz de la Casa Rosada, Gabriela Cerruti, había asegurado a través de las redes sociales que el Presidente "instruyó que se investigue inmediatamente para encontrar a los autores".

De igual manera, los ministros de Defensa, Jorge Taiana, de Desarrollo Territorial, Jorge Ferraresi, y de Seguridad, Aníbal Fernández, fustigaron en las redes sociales la campaña gráfica de desacreditación hacia Cristina, al igual que dirigentes y legisladores.

 

"Repudiamos los afiches injuriosos contra la Vicepresidenta", escribió en Twitter Taiana, en tanto que Aníbal Fernández expresó: "Vemos con estupor, la utilización de la imagen de @CFKArgentina. Cristina es el mejor cuadro político de los últimos cien años lo cual, la convierte en tentación, para los mediocres que incitan y financian. Un fuerte repudio a esta basura de procedencia sospechada".

"Ni las operaciones ni los insultos lograrán destruir la unidad del Frente de Todos", posteó Ferraresi.

El Presidente reivindicó el domingo la unidad del FdT y ratificó que todos los integrantes comparten "una clara vocación de que no se rompa" el espacio.

"Veo una tarea insidiosa de quebrarnos, 'que Alberto dijo tal cosa, que Cristina dijo tal cosa', pero mi preocupación es que ahora que me saqué la soga del cuello (del FMI) tenemos que ponernos a caminar", sostuvo en una entrevista que brindó en la TV Pública.

De igual manera, referentas del ámbito parlamentario, como Juliana Di Tullio y Cristina Álvarez Rodríguez, sumaron sus voces y alertaron sobre el carácter "violento y misógino del que es permanente víctima la Vicepresidenta".

"No hay tipo de violencia que no hayan ejercido contra ella", tuiteó Di Tullio. "Agravian con odio y mentiras a una de las mujeres que más ha trabajado y trabaja por nuestra Patria. Compañera, el amor del pueblo siempre te acompaña", le dedicó Álvarez Rodríguez.

 

Fuente: Telam